Provincias Hermanadas

Villada

  • Departamento: Caseros
  • Código Postal: 2173
  • Distancia a la ciudad de Santa Fe: 239 km.
  • Presidente Comunal: Pizzichini, Angel R.
  • Partido: P. S.
  • Teléfono Comuna : 03465-491014
  • Fax: 491030
  • Dirección electrónica: comunadevillada@dat1.net.ar
  • Superficie: 162 Km2
  • Población: 1332 habitantes.
  • Varones: 660
  • Mujeres: 672
  • Densidad poblacional: 8.22 hab/Km2.

Parajes

  • Colonia Van Zuylen
  • La Pampa
  • Los Prados

Información Comunal

  • Santo Patrono: San Carlos Borroneo
  • Fecha de Festividad: 4 de noviembre
  • Año de Fundación: 1888
  • Fundador: Carlos Casado
  • Fecha de creación de la Comuna: 22-3-1909

Personales

  • Cantidad Personal Político: 1
  • Cantidad Personal Permanente: 11
  • Cantidad Personal Transitorio: 2
  • Organismo Provisional: Provincial

Casilda

  • Departamento: Caseros
  • Código Postal: 2170
  • Distancia a la ciudad de Santa Fe: 202 km.

Autoridades

  • Intendente: ROSCONI, Eduardo
  • Partido: P.J.
  • Teléfono Municipalidad: 03464-422211/790
  • Fax: 422212
  • Dirección electrónica: gestion@datl.net.ar
  • Superficie: 384 Km2
  • Población: 31911 habitantes.
  • Varones: 15373
  • Mujeres: 16538
  • Densidad poblacional: 83.1 hab/Km2.

Parajes

  • Barrio Nueva Roma
  • Colonia Candelaria
  • Colonia Desmochado Afuera
  • Colonia Las Flores

Información Comunal

  • Santo Patrono: San Pedro Apóstol y Nuestra Señora de Fátima
  • Fecha de Festividad: 29 de junio y 13 de octubre
  • Año de Fundación: 1873
  • Fundador: Carlos Casado
  • Fecha de creación de la Comuna: 6-3-1886
  • Fecha de creación del Municipio: 19-11-1907

Autoridades

  • Intendente: ROSCONI, Eduardo
  • Partido: P.J.

Historia de la Ciudad de Casilda

La ciudad de Casilda nació a partir de la iniciativa privada, como polo abierto a la modernización, con el aporte de los beneficios del comercio exterior y la calidad en la formación de sus recursos humanos, en el marco de un cuidadoso trazado urbano.El sueño de su fundador se hizo realidad y quizás fue más allá de lo que aquél osó imaginar.

En 1870, Carlos Casado del Alisal, español, empresario de la colonización, fundó la Colonia Candelaria, en tierras adquiridas de la estancia "Los Desmochados".

El impulso del comercio de granos tuvo lugar a partir de 1878, cuando desde estas tierras salió el primer cargamento argentino de trigo al mercado europeo.

En 1883 la instalación del Ferrocarril Oeste Santafesino abrió una época de prosperidad y progreso acelerado.
La villa creció a partir del alto ritmo de la expansión agropecuaria, apoyada por el desarrollo del ferrocarril, la cercanía del puerto y la calidad de sus recursos humanos, formados en base a la herencia intelectual y laboral de la inmigración y el esfuerzo local.

Floreció el comercio, la actividad molinera y el acopio de cereales y la ciudad se convirtió en centro del intercambio regional abasteciendo a las áreas rurales colindantes.

El impulso económico trajo consigo el aumento cuantitativo de la población y el auge de la construcción de viviendas.
Este crecimiento de la Villa, sin embargo no fue anárquico. La iniciativa privada de vecinos prestigiosos de la zona, organizados en comisiones de fomento, normalizó y reguló localmente al desarrollo y diseño urbano.

Estas comisiones de fomento, se encargaron de llevar a cabo obras viales, de alumbrado, forestación y canalización y controlaron, a partir de 1886, al matadero, los mercados, la construcción de los edificios de las escuelas primarias y la supervisión de la calidad de la enseñanza.

Los eficientes logros de la acción comunal, con objetivos claros de progreso económico y social acompañados por el desarrollo de su población, sirvieron de fundamento a la acción política que consiguió elevar a la Villa Casilda a un rango de Ciudad el 29 de setiembre de 1907.

Comparando los orígenes y la evolución de Casilda con otros centros urbanos la ciudad marca una diferencia notable: mantiene un siglo después de su asentamiento su dimensión y conformación originaria, valorizada y respetada por las sucesivas generaciones.

Y esta situación, es un indicador relevante de la capacidad de planificación y prospectiva que tuvieron los distintos grupos privados y de gobierno locales, a lo largo de su historia, para prever con visión de futuro a las necesidades de crecimiento y asentamiento urbano.

Hoy todavía, la zona urbana no ha sido modificada y no está ocupada totalmente, ofreciendo posibilidades para nuevos asentamientos poblacionales e industriales.